Canción del Gitano (de la Zarzuela "La linda tapada")



En la cárcel de villa hoy me van a encerrar

pues los jueces castigan el delito de amar.

Ella fue mi tormento, ella fue i pasión,

pero un día la ingrata de mi amor se rió,

cuando lejos ella estaba, ¡Ay de mí!

en mi borriquillo tordo

hasta su reja marchaba, ¡Ay de mí!

Y alegre cantaba así:



Borrico corre ligero,

anda y no mires atrás.

Lo que importa

es el camino que falta para llegar.



Por sus malas acciones le partí el corazón,

pues el mío partido me dejó su traición,

y los hombres ahora me querrán castigar,

que me importa el castigo si no la he de ver más.

Me castigan por matarla, ¡Ay de mí!

sin saber que yo no vivo.

Y llorando está mi alma, ¡Ay de mí!

Y triste yo canto así:



Borrico no andes ligero,

no tengas prisa en llegar.

Lo que importa

es el camino que nos dejamos atrás.




Volver al Indice de Canciones