Carretas aquí



Noche de club plan de quemar,

los tragos vienen y van.

Donde es el plan pa’ jaranear

que esta noche hay que farrear.



Ahí viene el flaco trayendo el dato

de una criolla jaranita.

Se ha armado en la Villa Anita de rompe y raja una farra.

El pisco se toma en jarra y es hasta de mañanita



Carretas aquí es el tono,

pasen de frente al fondo esta el bar.

Onsta la dueña del santo

que la venimos a saludar.



Y luego hay que nivelarse,

con los que toman desde temprano.

Pásame la copa hermano

que quiero hacer un salud.



Bailemos de punta y taco

quitarse el saco pa’ jaranear.

Luqueando siempre a la gila

que no la vayan a paletear.



Mandándose siempre el viaje

de buenos tragos no importe el raje.

Que al que toca y al que canta

se le seca la garganta. (bis)



Salu, salu, salucito

cabe otro pisquito para resbalar.

La papa a la huancaína

que allá en la cocina me acabo’e tirar.



Ya iremos de madrugada

en un colepato hasta la parada.

A calmar la tranca asesina

con un criollazo caldo de gallina. (bis)




Somos los niños más engreídos

de esta notable universidad.

Nosotros somos más conocidos

por nuestra gracia y sagacidad.



De la jarana somos señores

y hacemos flores con el cajón.

Y si se ofrece tirar trompadas

también tenemos disposición.



Pásame la huilla, la huilla la huilla la huilla la huilla.

Yo no te la paso morenita ni de raspadilla.

Pásame la huilla, la huilla la huilla.

Que así las educan a la muchachada de karamanduka.



Pero pásame la huilla ...



Al dulce bordonear de las vihuelas,

hoy día se estremece como antaño.

El viejo callejón de un solo caño

Con su repiquetear de castañuelas.



Y siguen las guitarras

con sus trinos,

quitando el sueño

a todos los vecinos. (bis)



Alegre taconear

hace crujir el cuarto dieciséis.

A la voz varonil

de un buen cantor que con sabor.



En pleno jaranear pide un cajón,

antes de amanecer,

y empieza la sabrosa

marinera.




Volver al Indice de Canciones