Cien años



Pasaste a mi lado, con gran indiferencia,

tus ojos ni siquiera voltearon hacia mi.

Te vi sin que me vieras, te hablé sin que me oyeras,

y toda mi amargura se ahogó dentro de mi.



Me duele hasta la vida, saber que me olvidaste,

pensar que ni desprecios, merezca yo de ti.



Y sin embargo sigues, unida a mi existencia

y si vivo cien años, cien años pienso en ti.




Volver al Indice de Canciones